ULTIMOS ARTICULOS

jueves, 17 de abril de 2014

Vehículos embargados por el caso AeroSur se deterioran

Noticia publicada el Lo que otrora era uno de los orgullos de Humberto Roca, expresidente de la quebrada aerolínea AeroSur, su colección de autos, hoy, por el paso del tiempo, es un conjunto de motorizados deteriorados llenos de tierra y abandonados a los tiempos de la justicia.

En el kilómetro siete, detrás del barrio El Carmen, de la zona norte de la ciudad, en dos galpones hay una treintena de motorizados embargados por la Fiscalía -en el marco del denominado caso AeroSur- que de acuerdo con los cuidadores no tienen ningún tipo de mantenimiento.

La situación

Fuera de los galpones cinco motorizados se ‘derrumban’.

Un Mustang GT, placa 1436 TES, tiene las ruedas bajas y partidas; otro Mustang Challenger RT, placa 422 PGX, tiene su carrocería oxidada; un BMW amarillo, placa 885 YUH, que en la parte trasera en letra cursiva lleva el nombre de su dueño, cuenta con los asientos de cuero podridos por la humedad.

Otro BMW 8.5.OI rojo, placa 1744 SDS, a simple vista muestra el efecto de la humedad en su caja de cambio.

Un Ford Bronco, placa 307 NXG, presenta los aros oxidados y sus ruedas desinfladas.

En uno de los galpones un Cadillac, placa 204 PND, se encuentra lleno de tierra al igual que un Mercedes Benz placa 187 KPX.

El marco legal

Jorge Valda, abogado de Roca, explicó que en varias oportunidades pidieron al Ministerio Público se les permita realizar el mantenimiento rutinario de los motorizados, pero nunca les autorizó.

Valda explicó que la colección de Roca estaba valorada en unos $us 10 millones y que en la actual situación de los vehículos, a los que consideró ‘chatarra’, su valor no supera los $us 50.000.

El abogado precisó que su defendido fue imputado por un supuesto enriquecimiento ilícito, pues para la Fiscalía no pudo demostrar de dónde sacó los recursos para tener esa cantidad de autos.

“Fue imputado por esa causa y no por la de deuda impositiva, ni por el daño que se causó a los pasajeros una vez que la empresa dejó de operar”, dijo.

Cabe recordar que el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) indicó que la deuda impositiva de la aerolínea en el periodo 2004-2007 llegó a la suma de Bs 1.338 millones.

En esa oportunidad (2012), el SIN definió empezar con el cobro de 2004 mediante la retención de los importes de la venta de pasajes que realizó la empresa. El fisco calculó que por ese concepto se debían Bs 108 millones

El silencio de los motores

60
Vehículos de colección
Es lo que Roca declaró tener. Luego que dejó el país, sus motorizados pasaron a manos de la justicia en calidad de embargo.

Tribunal 2° debe dirimir una recusa en caso Terrorismo



El Tribunal 2° de Sentencia de La Paz fue ratificado para resolver la recusación al pleno del Tribunal 1° que administraba el juicio por Terrorismo. La instancia jurídica debe emitir una resolución en un plazo de 48 horas.

El 12 de marzo, Ignacio Villa, El Viejo, uno de los 39 acusados de pertenecer a un grupo separatista, recusó al tribunal en pleno que administraba el proceso. Por esta demanda el proceso está paralizado un mes y cinco días. A esta mora también se sumó el hecho de que el juez del Tribunal 2°, Bernardo Soria, se excusó del proceso, pero éste fue rechazado ayer.

“Recién se constituyó el Tribunal 2° para resolver la recusación del Tribunal 1°, pese a que ya debería resolverse esto hace tiempo, porque está prohibido y es ilegal recusar al pleno de un tribunal (lo que se hizo), ya que no se puede tramitar ni resolver una recusación improcedente como ésta”, sostuvo el fiscal Sergio Céspedes, que atiende el caso Terrorismo.

Ilícito. Agregó que la recusación presentada solo tuvo el objetivo de dilatar el proceso, lo cual se consiguió; pero, a pesar de ello, ahora el futuro del juicio deberá resolverse en 48 horas como máximo, de acuerdo a la ley vigente.

“Entiendo que el juez Bernardo Soria, por tener algún grado de parentesco espiritual con uno de los abogados, (se excusó), pero también entendemos que el jurista (citado) no es el recusante, no es quien recusó al tribunal y no tiene relación con Soria. Sin embargo, por eso se rechazó esa excusa planteada por Soria, pese a que pidió complementación, que también fue rechazado”, dijo el representante de la Fiscalía.

Céspedes informó que el Tribunal 2° también deberá resolver la petición de la defensa del acusado Villa, que solicitó se introduzca como una prueba una carta del exfiscal Marcelo Soza, además de dos testigos.

El 11 de marzo, Soza, que atendió este proceso, huyó a Brasil, donde tiene refugio temporal de 180 días, hasta que el Consejo Nacional del Refugiado (Conare) de ese país responda a su pedido de asilo. Luego se difundió una carta atribuida a él en la que se denuncia irregularidades en la investigación del caso Terrorismo.

Imputan a Juan Kudelka

Sergio Céspedes, fiscal del caso separatismo, informó ayer que se imputó y notificó formalmente por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas al exgerente de aceite Rico Juan Kudelka, en el caso Terrorismo II.

El empresario cruceño, considerado brazo derecho del expresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz Branko Marinkovic, ya fue aprehendido en 2010 y liberado en 2011 por el caso Terrorismo I, ya que se consideró que estaba vinculado al grupo de Eduardo Rózsa, acusado de separatista.

“Estudiamos el caso y se procedió a la imputación de Juan Kudelka y se lo notificó por legitimación de ganancias ilícitas. Ahora el juez tiene que realizar una audiencia en los próximos días y la Fiscalía pedirá su detención preventiva”, dijo Céspedes.

Agregó que la próxima semana se empezarán a tomar declaraciones a otras personas, aunque no precisó el número, que estarían involucradas en este proceso, en el que investiga a los supuestos financiadores de la célula separatista desarticulada en abril de 2009.

miércoles, 16 de abril de 2014

Cuestionan defensores de Tadic, Tóásó y 'El Viejo' Abogados aseguran que las pruebas son ilegales

La carta de Marcelo Soza, en la que revela que no estuvo la noche del operativo en Las Américas y las denuncias del sembrado de evidencias en el hotel, demuestran que las pruebas están contaminadas y son ilegales. Esa es la posición de dos abogados defensores de tres acusados en el caso Rózsa.

El proceso, según dichos juristas, genera mayor incertidumbre y carece de sustento legal por su connotación política.

Vicios procesales desde un inicio. Gianny Prado, jurista patrocinante de los acusados Elöd Tóásó y Mario Tadic, afirmó que desde el 2009 a la fecha, se observó vicios procesales del caso. "El hacer el operativo junto con policías sin la presencia de un fiscal, abrir las habitaciones, abatir a los que estaban durmiendo y limpiar los elementos del lugar, es una violación a los derechos constitucionales", afirmó Prado. Descartó la existencia de flagrancia en el hecho, según el argumento para justificar la ausencia de fiscal en el operativo, ya que el operativo donde se abatió a Eduardo Rózsa, Arpad Magyarosi y Michael Dwyer, se lo preparó con anterioridad e incluso habían infiltrados hospedados en el hotel Las Américas.

Muestra de injusticia. Por su parte, Guido Colque, abogado de Ignacio Villa Vargas, más conocido como "El Viejo", manifestó que el proceso es muestra clara de la injusticia en Bolivia y la retardación. Sostuvo que es una estrategia gubernamental utilizando medios coercitivos para neutralizar a la oposición. Aclaró también que aparte de haber armado pruebas, el juicio además está sustentado con una simulación de delitos.

Soza confirma el montaje

Tres constitucionalistas coinciden que con la carta del exfiscal Marcelo Soza, se confirma el montaje armado del caso Rózsa.
Además de las violaciones al debido proceso y las presuntas ejecuciones extrajudiciales que nunca fueron aclaradas por las autoridades, tanto del Ministerio Público como del Poder Judicial.

El mayor escándalo del Gobierno. El jurista Saúl Paniagua, considera que el caso Rózsa es el mayor escándalo de la administración gubernamental de Evo Morales.

"Se develó no solamente las violaciones de los derechos humanos, sino también el atentado al debido proceso, el derecho a la defensa y la presunción de inocencia", remarcó. Paniagua expresó que ante todas esas irregularidades, es un caso que amerita la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para esclarecer la muerte de los tres extranjeros en el hotel Las Américas para restablecer la responsabilidad del Estado.

Se violentó la jurisdicción natural. Para la presidente del Colegio Departamental de Abogados de Chuquisaca, Silvia Salame, en el proceso de supuesto terrorismo y alzamiento armado se violentó la jurisdicción natural. Indicó que a los acusados los obligaron a peregrinar de ciudad en ciudad y se les impuso un tribunal paceño, cuando lo correcto es que los juzgadores sean de Santa Cruz, siendo esta la primera vulneración grave. Además de la ejecución extrajudicial en el hotel Las Américas y la manipulación de pruebas, en el transcurso del tiempo, dijo la exmagistrada del Tribunal Constitucional, se vieron cientos de violaciones a los derechos de los imputados. Por tal motivo, expresó que su persona junto con la Fundación Nueva Democracia, viajó a Washington en octubre del 2013 a denunciar las irregularidades del proceso ante la CIDH.

Un juicio político. Según Jorge Asbún, constitucionalista que llevó acciones tutelares en relación al proceso, comentó que se deja en evidencia después de 5 años, que las violaciones a los derechos constitucionales, están casi probadas. "Es un juicio político más que judicial y sirvió para descabezar a los liderazgos de la media luna y hay demasiadas pruebas en sentido de que hubo intromisión del Ejecutivo", resaltó.

Paniagua, Salame y Asbún coinciden que la misiva de Soza ratifica lo que siempre se afirmó: que es un caso armado por el servilismo de la Fiscalía y los jueces al Órgano Ejecutivo

Caso Rózsa: Cinco años de infamia e injusticia

La salida del país del exfiscal Marcelo Soza, quien en una carta pública reveló la manipulación de pruebas, compra de testigos y excesos durante el operativo en el hotel Las Américas, han sumido en el descrédito al caso Rózsa, cuando se cumplen hoy cinco años del operativo en el hotel Las Américas.

Aquella madrugada del 16 de abril del 2009 murieron en el hotel Las Américas los ciudadanos europeos Eduardo Rózsa, Arpad Magyarosi y Michael Martín Dwyer, quedando como sobrevivientes Mario Tádic y Elöd Tóásó. Las tres víctimas fallecieron en un cruce de balas, según la versión policial, o en un ajusticiamiento, de acuerdo a sus familiares y estudios forenses extraoficiales.

A raíz del operativo, el Ministerio Público acusó a 39 personas, de los cuales 9 guardan detención preventiva, por supuesto terrorismo y alzamiento armado, mientras que otros tienen detención domiciliaria y algunos decidieron abandonar el país, ya que no habían garantías constitucionales.

Sin embargo, analistas políticos, organismos internacionales de Derechos Humanos, cívicos, abogados defensores y opositores, lo consideran un juicio infame e injusto, que tuvo como principal objetivo, la destrucción de la institucionalidad cruceña y la persecución política de los opositores.

Un caso que se desmorona. Aparte de las revelaciones de Soza, en este último año el caso se quedó
por la recusación al Tribunal Primero de Sentencia, debido a la incompatibilidad de una juez ciudadana por tener una hija trabajando en el Ministerio de Transparencia. Antes del estancamiento del proceso, los tres testigos que declararon en dicho tribunal denunciaron la infiltración del Gobierno, el sembrado de pruebas y los abusos contra los Derechos Humanos.

El futuro. Con estos y otros antecedentes, la defensa de los imputados y sectores de la oposición han pedido que el caso vuelva a fojas cero y se reconduzca por los senderos de la verdad. La ONU anunció que tres relatorías del organismo hacen seguimiento al proceso y pidió que se conozca la verdad histórica de los hechos. El magistrado Gualberto Cusi, del Tribunal Constitucional, la más alta instancia jurídica del país, pidió a título personal que se anule el juicio por todas las irregularidades denunciadas.

Ante esta situación, el Gobierno insiste en que hubo un plan urdido desde Santa Cruz con afanes separatistas, una versión que cinco años después se ha vuelto difícil de sostener.

Juzgado de Sucre Declaran rebelde a Marcelo Soza y tramitarán orden de captura internacional

Noticia publicada elEl 16 de abril de 2009 el fiscal Marcelo Soza llegaba desde La Paz a Santa Cruz para encabezar la investigación sobre las actividades que había realizado el presunto grupo armado abatido esa madrugada en el Hotel Las Américas, hoy, cinco años después, prófugo de la justicia boliviana, se declaró su rebeldía y se activó una orden de captura internacional en su contra.

El juez cuarto en lo Penal de Chuquisaca, Hugo Michel, declaró este miércoles 'rebelde' a Marcelo Soza por no presentarse a declarar en el proceso penal que le sigue la Fiscalía General por el delito de incumplimiento de deberes.

La Fiscalía anunció que con esta declaratoria se tramitará de manera inmediata la orden de captura internacional, que requería de este trámite para ser registrada ante la Interpol.

Marcelo Soza huyó al Brasil el pasado mes de marzo y pidió en ese país el refugio político por considerarse un perseguido del Gobierno, además reveló en una carta, que fue certificada por autoridades brasileñas, que se montaron pruebas en el caso Rózsa y que fue víctima de presiones para implicar en el proceso a varios dirigentes cruceños.

El exfiscal actualmente goza de refugio provisional en el Brasil, lo que haría imposible que se ejecute la orden de captura en su contra. Su caso es analizado por el CONARE, que aún analiza los argumentos planteados por el exfiscal para conseguir el asilo.

Silvia Rózsa Flores, la única hermana de Eduardo: “Sus restos deben quedar acá”

La verdadera patria es la infancia, decía Rainer Rilke. La delgada línea de un comienzo para entender el porqué de una vida agitada. Los Rózsa tuvieron una infancia ajetreada, rica, dinámica y movediza. Los hijos de Jorge Rózsa y Nelly Flores, nacieron en Santa Cruz de la Sierra.
Cuando Eduardo tenía 12 y Silvia 9 debieron irse a Chile por razones políticas. Los niños no entendían muy bien de qué se trataba, pero a la dictadura de Banzer no le importaba. Vivieron un año en Santiago, luego en Suecia, allí lo invitaron ir a Cuba, pero su padre no lo creyó conveniente y decidieron recalar en Hungría. Estos cambios afectan, marcan, sellan y cuando Silvia Rózsa posa sus ojos en el pasado mantiene frescos los recuerdos como si fuera ayer.


“Hubo momentos duros, porque uno de pronto no entendía situaciones, tenía que refugiarse en los papás, ir de aquí para allá, le guste o no le guste. Incluso me rebelé en Hungría, no quería estudiar el idioma. En Hungría no teníamos familiares, éramos los cuatro solos. Mi padre fue hijo único. Mi abuela murió acá, mi abuelo era judío y murió en la Segunda Guerra Mundial. Esas cosas no las quisiera volver a repetir. Regresé a Bolivia con la idea de estacionarme y echar raíces acá. Volví de Hungría sola en el 89 y después me fui a Honduras por siete años. Retorné a Santa Cruz definitivamente en el 2000”.
Tuvieron una infancia normal, recuerda las movidas artísticas, la cultura a flor de piel con la casa llena de gente que producía arte, personas que iban y venían. Entre reuniones, dramaturgia, arte y lecturas, la vida se mezclaba con la política. Mucha gente, una familia muy sociable.


- ¿Cuándo comenzaron a escribir poesía?
- Empecé a escribir en Hungría, desde los 13 años. Él también a esa edad, supongo. Él escribía y les hacía los dibujos.


- ¿Y la lectura?
- Desde chico Eduardo leía mucho. Nosotros descendemos del obispo, de los Santistevan, por parte de mi abuela materna. Él iba a la casa de mis tíos que tenían una gran biblioteca que la usaba mucho. Fue bueno criarse en los ambientes europeos por la educación. Nos hemos empapado de esos hábitos.


- ¿Entre hermanos, se peleaban seguido?
- Sí, éramos muy distintos, desde chicos, siempre tuvimos visiones del mundo diferentes, otros enfoques, maneras de ver el mundo, siempre fui más tranquila, más pacifista.


- ¿Qué heredó Eduardo del padre y qué de la madre?
- Mi padre era un ser muy sensible, cálido, generoso, nada mezquino, le gustaba enseñar, y mi hermano heredó la inquietud por la inclinación política. Mi madre era más apolítica. Ella sufrió mucho, pero seguía a mi padre, era más conservadora, católica. Para ella había que seguir al esposo. Incluso una tía le ofreció a ella irse a Panamá con nosotros (los hijos) y ella mantuvo la unidad familiar, a pesar de que tenía que hacerle frente a las persecuciones, a la Policía y hasta se quedó sola: mucha gente le dio la espalda. Con los años quedó en claro que las acusaciones contra mi padre eran falsas.


- Ser comunista en esa época no era fácil…
- Sí, inclusive ahora, se tergiversa mucho. Gracias a Dios viví en un país socialista y puedo tener una visión concreta y no tanto subjetiva. Pero no es como lo pintan, porque (el comunismo) ‘es el diablo en persona’. Me acuerdo que a mi primo le decía la empleada: ‘comé porque te va a llevar un comunista’. Y yo había escuchado que mi padre era comunista y yo decía, no, ¡si mi papá es bueno!, ¿por qué le dice eso esta señora al niño?
Mi hermano heredó el lado político de mi padre y quizás su sensibilidad artística con la escritura, y de mi madre la fortaleza para afrontar determinadas cosas. Ella era una persona buena y justa.


- ¿Eduardo fue inquieto y arriesgado desde chico?
- Siempre se jugaba, iba con el peligro, desde chiquito. Las ex vecinas me contaban que hacía cortocircuitos. Le gustaba dañinear, siempre estaba al borde del peligro, como que le gustaba estar desafiándolo. Era muy atrevido, osado, temerario. Un día, sin saber manejar agarró un jeep con otros tres adentro y lo tuvimos que parar.


- ¿Siempre fue cambiante?
- Él estaba en una búsqueda constante y no sé si la encontró. Algunos dicen que él buscaba la justicia….no sé. Yo no compartía muchas cosas de él. Por ejemplo, tenía en una época un busto de Stalin en su cuarto y mucha gente que vivió allá, que lo conoció, no entendía.


Después, en honor a mi abuelo judío, se hizo judío, dejando de lado el catolicismo. Iba con ellos a todas sus festividades. Yo honro mucho al pueblo judío, pero no sentía ese afán de convertirme en ese momento y ser judía. Esos cambios repentinos…años más tarde, me enteré por teléfono, a través de una señora mayor, que se había convertido musulmán. Yo no tenía contacto con él, pero cuando me enteré quedé aterrada porque lo vinculaba con otras cosas. ¡¿Por qué está en el Islam?!, me preguntaba.


Después de que deja de ser judío vuelve al catolicismo y comienza a tener mucha simpatía con el Opus Dei. O sea, otro extremo ¿verdad? Yo me entero por mi madre y quedé sorprendida, porque él era de izquierda y me preguntaba ¿qué le pasa? De pronto deja el Opus Dei, e ingresa a la guerra en Croacia y más tarde se convierte al islamismo.


- ¿Hablaron sobre ese tema?
No, cuando volvió a aparecer nos contactamos por messenger, pero no hablamos de eso. Volvimos a tener contacto por e-mail después de 20 años y de una manera muy tibia.
Un amigo de mi papá que radica en Santa Cruz viajó a Hungría y lo contactó y me comenta que mi hermano estaba arrepentido de haberse alejado de la familia y quería de nuevo establecer contacto. Incluso tenía la recomendación familiar de no tocar ciertos temas que podrían alejarlo y perder el contacto.


Bueno dije ya, veamos. Yo también le había criticado su ingreso a la guerra de Croacia, no tengo nada contra Croacia, pero no entendía por qué un boliviano, un húngaro en este caso, se metía en un conflicto de un tercer país. Como se ha comentado que era una persona idealista, uno puede pensar que por su idealismo y la búsqueda de algo lo hace. En el momento mi padre rechaza esa decisión.


- ¿Ése fue el rompimiento?
- Con mi padre sí y con nosotros también, ya nos habíamos separado mucho, porque nunca fuimos muy unidos como hermanos. En su película Chico no aparezco. No tiene hermana en la película.
A mis padres, en ese tiempo, los periodistas los tenían sin vida. Tenían que desconectar el teléfono, cuidarse a la salida de la casa, etc. porque los acosaban, así como me tienen a mí ahora.


-¿Por qué cree que se alejó Eduardo de su familia?
- Mi madre se preguntaba ¿qué le hice? ¿Por qué desapareció así? No estaba clara esa situación. El vino a Santa Cruz en el 95 para una fiesta de fin de año, yo no estaba acá. Pero de ahí desapareció, cortó el contacto con ellos. Mi padre falleció en el 97, yo ya estaba acá, lo llamamos y nunca contestó. Luego mi madre enfermó e intenté mandarle correos.


- ¿Dónde residía?
Creo que en Hungría, se compró un departamento, se supone que era su base. Incluso viajaban los húngaros que vivían acá y no lo encontraban. Siempre mi madre les encargaba que busquen a su hijo, pero nada. Mi madre se murió sin saber nada de él. Yo me enteré en Chile que había estado (por unos ex vecinos de la niñez) filmando su película Chico.


¿En qué condición vino a Bolivia en octubre?
Me dijo que posiblemente vendría a Chile a filmar la segunda parte de la película, pero no iba a actuar, la iba a producir. Era una película coproducida por Hungría y EEUU. Y estaban en eso, hasta me mandó un link con el reparto de actores. El protagonista era un norteamericano.


En este último tiempo se comunicaba más seguido?
- Él se seguía comunicando muy esporádicamente por Internet. Inclusive en enero pasado me dijo que estaba en Irán y que volvería a Chile a seguir filmando su película.


- Se sabe que pasaron Navidad juntos…
- Sí, pasamos Navidad y Año Nuevo juntos, en familia. Como estábamos en familia no tocamos temas políticos, más hablamos de anécdotas, recuerdos de infancia. En carnaval pasó por acá, lo vi por un segundo y con mis primos compartió un poco, carnavaleando.


- ¿Se veía con amigos de la escuela o de la infancia?
- Sí, siempre preguntaba por uno u otro, era medio nostálgico.


- ¿Por qué cree que vino?
- Lo que sé es lo que he leído. No sé, con su afán de aventurero. Siempre lo vi inquieto en su blog por determinadas situaciones políticas en el mundo. Había cinco países que lo tenían atento. Irak, Irán, Estados Unidos, Hungría y Bolivia. Andaba muy preocupado y muy identificado con esas problemáticas, lo llevaba muy en carne propia. No sé qué buscaba, tal vez nuevos desafíos, más riesgos. Un amigo de la infancia, chileno, que lo conocía más que yo, me dijo que vino por su sentido de justicia. Que él se había metido en la guerra de Croacia porque como periodista (trabajó en la BBC de Londres y en La Vanguardia de Barcelona) no podía ver las injusticias que se cometían contra los croatas de parte de los serbios; que se estaban cometiendo muchas atrocidades, por eso decidió luchar del lado de ellos. No sé cuánto de válido es eso, nunca hablé de eso con él. Puede ser que en esa sed de búsqueda de justicia, si hubo una propuesta de ese tipo, él aceptara, podría ser válida, no sé.


- ¿Había algo de nostalgia en su vuelta?
– Quizás sí, porque él decía que quería venir a visitar Santa Cruz. Él tampoco me tocaba el tema de qué había pasado con nuestros padres, ni cómo murieron, solo a veces le recordaba alguna fecha de nacimiento de mamá por ejemplo, como que le presentaba un recordatorio. A veces le enviaba fotografía de mi hija, porque él no la conocía, para aproximarlo. Yo sabía que su mundo estaba allá. Y él me hablaba que se iba a Sudán a ofrecer ayuda humanitaria. Él estaba en la comunidad islámica húngara. Vi fotos de él orando, inclusive. Ahí presentó un libro relacionado con el islamismo, Los versos Szufi. Estaba muy inmerso en esa comunidad. Me comentaron que los musulmanes querían reclamar su cuerpo, pero nadie se contactó conmigo.


- ¿Pero él se queda acá?
- Considero que debe estar cerca de los padres, de la familia, aquí nació. Allá no tiene familia.


Eduardo Rózsa, íntimo
- “Hablaba croata, español, inglés, húngaro y no sé si árabe, imagino que sí”, dice Silvia.
-Recuerdo que a veces cuando discutía con él, me decía ‘así somos los genios’. Se consideraba un poco superior, tenía esa actitud.


-A él siempre le gustó ser protagonista. Tenía afán de protagonismo, ser líder.
-Ingresó para ser Oficial en la carrera militar húngara, pero no aguantó por indisciplinado. Debió hacer un servicio militar obligatorio.


-Le gustaba mandar, pero que no lo manden.
-La corteja que más le duró fue una chica de origen ruso. Había dicho que fue el hombre de su vida. “En su relación era un poquito déspota”.


-“En su cumple, todos debían agasajarlo, pero si cumplía años la novia, si quería la llamaba sino no”.
Chico: un filme autobiográfico y premonitorio del joven Eduardo

Investigación. Eduardo Rózsa protagonizó una película sobre su propia vida. En ella se revelan detalles de su personalidad. Es obra de la reconocida directora húngara Ibolya Fekete